Comunica creativamente, contagia tu energía y tus ideas, comparte lo que haces, conecta con todos aquellos que quieren saber de vos!

Comenzaste a trabajar en tu emprendimiento, tu pasión, lo que elegiste. Lo pensaste, lo analizaste, buscaste oportunidades, invertiste, elegiste. Te animaste.  Trabajaste, pasaste por circunstancias que te ayudaron a crecer, aprendiste. Te equivocaste, caíste y te levantaste.

Pero un día necesitaste algo más. Apareció la necesidad avanzar.  Otra vez en la búsqueda. Los días corrían y comenzaste a ver borroso.

¿Cómo avanzar? ¿Qué necesito? ¿Qué quiero? ¿Cómo lo hago?

Pensaste mucho: en la cama, cuando te bañabas, en las reuniones, buscaste referentes, investigaste. Lo planteaste, te reuniste, generaste redes.

Comenzaste a encontrar una nueva línea. Como el lente de una cámara, se aclara al encontrar el foco que se adapta a la luz y circunstancia. Se te prendió la lamparita.

¡Son las redes mi nueva oportunidad!